La Ruta del Verano: Marcos y Cordero

En verano, la ruta estrella de La Palma nos lleva a descubrir Marcos y Cordero. Los manantiales de Marcos y Cordero se hallan en el norte de La Palma. Se trata de la zona más frondosa y húmeda de la isla. La humedad llega en forma de nubes, desde el Atlántico, empujadas por el viento alisio. Y ahí se encuentran los bosque de laureles, formando una extensa capa verde. Pero los Nacientes de Marcos y Cordero se sitúan a casi 1.500 metros sobre el mar. Es allí donde comienza a apreciarse un cambio de vegetación. Enormes pinos canarios se entremezclan con helechos gigantes, fayas y brezos. Y la laurisilva de La Palma se halla justo por debajo.

El sendero a los Manantiales

La ruta a pie por el sendero de Marcos y Cordero comienza en la Casa del Monte. Esta se halla a 1.400 metros sobre el mar. Y desde allí, el sendero discurre a lo largo de un antiguo canal. Para llegar a Marcos y Cordero primero hay que transitar por una pista en vehículos 4×4. El viaje dura casi una hora y arranca en Las Lomadas. Y luego viene el sendero que habrá que hacer andando, cruzando los 13 túneles. Tras una hora de camino, se alcanza finalmente el manantial de Marcos. Después, viene un pequeño repecho y aún hay que cruzar un túnel más. Y llegamos al siguiente manantial, el de Cordero. El sendero baja ahora abruptamente hasta Los Tilos. Pero habrá que cruzar un denso bosque de laureles hasta alcanzar el final de la ruta.

A través de 13 túneles

Los manantiales de Marcos y Cordero abastecen de agua a toda la región. Su caudal permanece constante, incluso en épocas secas. Y el agua de estos manantiales sirve riega todas las plataneras. Pero el fluido  pertenece a la comunidad. Y podría asegurarse que para La Palma, el agua es oro. Por eso los vecinos son los dueños legítimos de la pista y del sendero. Ellos labraron los túneles hace ya más de 150 años. Y ellos se ocupan de arreglar el canal cuando alguna piedra lo obstruye. En La Palma, los manantiales  pertenecen al pueblo. Estos manantiales son su mayor riqueza.

La ruta a Marcos y Cordero

La ruta a pie a los manantiales  parece una ruta sencilla. Pero el sendero puede ser peligroso, debido a lo escarpado del terreno. También porque a veces hay desprendimientos y caída de piedras. El sendero que lleva desde la Casa del Monte hasta los manantiales es casi plano. Y cualquier senderista podría acometerlo sin gran dificultad. Pero la bajada desde el último manantial hasta Los Tilos es abrupto. Y podría resultar duro para quien no tiene buena condición física. La Palma es una isla extremadamente abrupta. Por ello, hay que considerar que sus senderos también lo son.

 

NOTA: Antes de acometer la ruta, primero es preciso conocer el estado de los senderos, para saber si se puede transitarse a pie por esta zona